El verano: tiempo para alimentarse bien.

El verano ya está aquí, y con él el sol, las vacaciones, la piscina, los viajes, la montaña…Tenemos muchos planes que pueden trastocar nuestros hábitos alimenticios durante varias semanas.

Si pasas todo el día en la playa tendrás que llevarte un tupper. Si haces una caminata de montaña, deberás aprovisionarte con alimentos a medida. Si viajas al extranjero probablemente ni sepas qué es lo que vas a comer.

Es normal. En verano salimos de nuestra zona de confort  y lo hacemos para romper con la rutina y desconectar de nuestros respectivos trabajos. Todo ello afecta de forma directa a la alimentación, pero con una serie de consejos básicos seguro que durante el verano podrás alimentarte tan bien como en la primavera. Para llevar un mayor control de tu alimentación en los meses de verano puedes consultar con un profesional de la nutrición.

Además, de esta manera podrás mantener en el tiempo todos los objetivos logrados durante la operación bikini que tanto tiempo y esfuerzo te ha llevado. De poco sirve todo ese esfuerzo, si después en los meses de verano dejas la buena alimentación a un lado y vuelves a ganar peso de forma rápida. Esos altibajos no son buenos para el organismo, te lo podemos asegurar.

Como primer consejo, te recomendamos que aumentes la ingesta de frutas y verduras. Puede ser en forma de ensaladas, puré, gazpachos… Puedes hacer una ensalada diferente cada día. Seguro que no te aburrirás.

Beber agua también es vital, tan vital como que nuestro cuerpo es 60% agua. No te obsesiones con los conocidos 2 litros de agua al día, pero puedes llevar siempre una botella o zumo a mano para hidratarte. Ten en cuenta que ya solo con el calor estás perdiendo líquidos y deber reponerlos si no quieres sufrir un desmayo o una insolación.

En verano los hidratos de carbono no pueden falta en tu dieta, especialmente si aumentas tu actividad física. Si vas de viaje a una gran ciudad estarás caminando durante varias horas, si vas a la playa entrarás y saldrás del agua haciendo ejercicio…Como puedes comprobar, el verano invita a moverse de forma natural, y para exprimirlo al máximo tienes que tener las pilas bien cargadas con una buena dosis de carbohidratos.

Sabemos que suena a topicazo, pero la regla de las cinco comidas es muy importante también en verano. Es mejor dosificar la ingesta total de alimentos en 5 veces que acumularlo en tres ocasiones. Tu organismo digerirá mejor los alimentos, y tú estarás con más energía a lo largo de todo el día, sin altibajos a media mañana o a media tarde. Otro beneficio es que no llegarás con tanta ansiedad a la mesa, algo muy habitual entre las personas que solo comen tres veces al día. Muchos llegan a la cena con un hambre increíble y comen con ansiedad. Esto es fatal para tu dieta, ya que por la noche no hay que comer mucho, al bajar el consumo de calorías. Hay que pensar en todo para cuidar tu salud.

Como puedes comprobar, puedes seguir controlando tu dieta en verano de una forma sencilla y utilizando el sentido común. Desde el blog http://www.nutricionistas.wordpress.com te animamos a que los lleves a cabo para no echar al traste todo el trabajo realizado los meses anteriores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s